El último día de rodaje. Fin de la primera parte…

If you want to read the English version, click here.

Todos estamos muy contentos con el resultado del rodaje en la localización, lo que nos da un margen de confianza. El último día de rodaje llega. Nos quedan por grabar todas las escenas en Chroma Key. Día muy importante para los especialista de CGI. La iluminación tiene que ser perfecta para que no haya problemas con el Chroma Key y conseguir que el espacio generado no parezca artifial.

A primera hora de la mañana nos dirigimos a Brunel studio. La universidad nos ha cedido su estudio. Alguno de sus estudiantes nos ayudan asistiendo en el rodaje.

Esta vez todo va con más calma. Hay menos actores también, con lo que parece más fácil manejar la situación.  Los actores, Steel, protagonista principal, Wendy y Asif, personajes bajo el cristal, están envueltos en una atmósfera verde que se transformará en el espacio oscuro escondido bajo el cristal una vez finalizada la postproducción.

Grabamos el “descenso” de Steel al otro lado del cristal. Grabamos también el momento en que Steel es consciente de que no es el único atrapado en ese mundo desconcertante.

Todo va muy bien. Todos los técnicos son buenos profesionales que ponen todo su esfuerzo en conseguir un buen trabajo. La iluminación es buena después del gran trabajo de nuestro técnico de iluminación, Rob Collins. Nos convencen los planos y la actuación de los actores. Dave Barnard y Alan Marques, están controlando y procesando el resultado de las imágenes obtenidas a través de su ordenador. Mark Carey, director de fotografía, y Sam Rawlings, focus puller, están consiguiendo un resultado muy bueno en los planos grabados. Mark, el director, y Cati, primer asistente de dirección, dirijen a los actores y ayudan a que todo se cumpla según lo previsto. Los asistentes Ritvan, Rakesh y James están en todo momento dispuestos para lo que sea necesario.Todo está bajo control.

Carla, representante del Consejo de Europa, parece feliz con el resultado.

Liz Adams, la futura editora del proyecto, también está presente en el rodaje. Es la encargada de hacer el making of. Todos los involucrados en el rodaje son entrevistados. Es un documento muy interesante del que poder aprender en un futuro. Los técnicos nos cuentan su papel dentro del rodaje con el fin de que todos podamos entender cómo ha evolucionado este proyecto.

El rodaje termina antes de lo esperado, señal de que todo va bien y de que todo el mundo está contento con el resultado.

Para el recuerdo, esta foto final del equipo de rodaje de este video contra la discriminación “The Glass Ceiling”.

Ahora, la segunda parte del proceso comienza y cedemos el turno a la postproducción, que se encargará de dar forma a este video y hacerlo real.

Sólo me queda, desde Spectacle, dar las gracias a todos los que han participado en este proyecto, porque sin vosotros no hubieramos sido capaces de romper este cristal que, aunque invisible, muchas veces pesa sobre nuestras cabezas.

Si quieres ver las fotos del rodaje, pincha aquí para acceder a flickr.

Si quieres ver las primeras imágenes del rodaje, pincha aquí.

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

Y tras la calma, llegó la tempestad…

To read this blog in English please click here

Sí, el día comienza temprano para nosotros, tal vez demasiado, pero la emoción de estar a punto de ver el resultado de tanta planificación nos carga las pilas más que el café con el que iniciamos la jornada. Director, primer asistente de dirección y asistente de producción nos encontramos en la oficina. Recogemos todos los accesorios que preparamos el día anterior y nos dirigimos hacia North London.

Sorprendentemente, llegamos a la localización antes de tiempo. La sorpresa no es que nosotros seamos puntuales, sino que los medios de transporte de esta ciudad no nos la jueguen. Así que allí esperamos a que la segunda asistente de dirección y el director de fotografía lleguen. Llamamos a la puerta de Karim, el dueño de la localización, que nos quiere dar algunas instrucciones antes de que iniciemos el rodaje: dónde pueden fumar los actores, dónde podemos colocar los muebles que tengamos que mover para preparar el set, las precauciones que debemos tomar a nivel de seguridad personal…

Algunos de los actores llegan realmente pronto. Ellos también temen las sorpresas que las obras en el metro puedan darles, y prefieren llegar antes en lugar de no llegar nunca. Se van acomodando en la planta de arriba, donde les servimos algunos refrescos y galletas. La espera será larga. El comienzo del rodaje se hace de rogar, este es el momento clave en el que prácticamente todas las luces que nos harán falta a lo largo del día se ubicarán en el lugar apropiado. Claire y Pilar tienen problemas pegando el papel translúcido al cristal. Mientras todo este movimiento de muebles, cables, luces, trípodes, cámaras y actores se sucede, tenemos la oportunidad de conocer al resto de miembros del equipo que hasta el momento habían permanecido “ocultos” tras un número de teléfono o dirección de correo electrónico.

Los actores van conociéndose mientras esperan el comienzo del rodaje

Los actores van conociéndose mientras esperan el comienzo del rodaje

Los actores bajan. Empezaremos grabando todos los planos que se corresponden con el “mundo sobre el cristal”. Mark Saunders, el director, da algunas instrucciones, y Claire Sharples, la segunda asistente de dirección, coloca a los actores en su posición de partida para hacer las tomas de las multitudes caminando.

Primeras tomas del dia

Todavía necesitamos algo más de tiempo. Todos nos amontonamos alrededor del monitor donde vemos el resultado final del encuadre. El gran angular es excepcional. El efecto sobreexpuesto nos gusta a todos, aunque encontramos pequeñas “manchas” negras por doquier: el borde de un halónego en el techo, el tope de goma de la pata de un trípode… cubrimos estas pequeñas imperfecciones con cinta adhesiva blanca y por fin podemos ver la claqueta delante de la cámara: Roll 1 Scene 1 Take 1.

Buscando los "8 errores" alrededor del monitor

Buscando los "8 errores" alrededor del monitor

Si algo caracteriza las primeras horas de un rodaje es el perfeccionismo y el optmismo, lo que no es malo, pero puede conllevar algo bastante peligroso: que se nos acabe el tiempo y no hayamos grabado todos los planos requeridos. Además, todos necesitamos centrarnos en qué estamos buscando y meternos en el papel. Así es como la hora de comer se va posponiendo, y algunos miembros del equipo empiezan a ponerse nerviosos. La pausa llega y todos parecen satisfechos con lo que se ha grabado hasta el momento.

Llega la hora de realizar las tomas por las que hemos seleccionado esta localización: aquellas escenas que tienen lugar entorno al techo de cristal. Los extras marchan, no sin haber intercambiado antes sus contactos.

Los planos desde el “mundo bajo el cristal” marchan bien. Sin embargo, ya estamos utilizando algún tiempo extra que no habíamos contratado con el dueño de la localización, al que llamamos para pedirle una hora más. Los costes empiezan a incrementarse exponencialmente, pero no podemos permitir que la tensión nos empuje a tomar decisiones apresuradas que tal vez conlleven problemas más tarde a la hora de la edición.

Nos trasladamos rápidamente al piso superior para rodar los planos del cristal desde el “mundo sobre el cristal“. Las luces están a punto, la cámara preparada, los actores listos… y de repente, la cámara se apaga sin previo aviso. Estamos usando nuestra segunda hora extra sobre el tiempo contratado. Para que todo resulte todavía más “excitante”, Karim, el propietario del espacio, llega. “Estamos teniendo algunos problemas técnicos..” ¿cuántas veces habrá oído ya la misma excusa? Afortunadamente, conseguimos que la cámara vuelva a la vida y grabamos el último plano programado para este primer día de rodaje.

¿Tenemos todo lo que necesitamos? Parece que sí. Recogemos, limpiamos, recolocamos muebles bajo la atenta mirada de Karim… y abandonamos la localización. Intercambiamos algunas impresiones respecto al primer día de rodaje en el trayecto de vuelta a la oficina. Estamos cansados y algo preocupados por haber necesitado sobrepasar tanto el límite horario, pero en el mundo audiovisual este tipo de situaciones se dan a menudo.

El próximo día el rodaje será en el estudio de Brunel University. Usaremos su estudio verde para poder rodar los planos que requieren chroma key. Parece que será un día más tranquilo y que tas tomas serán muy matemáticas, ya que deberán ser desde unas distancias y ángulos muy determinados. No habrá espacio para la improvisación, y por otra parte no tenemos límite horario en cuanto al uso de las instalaciones. Parece que será una jornada sin complicaciones, pero no cantemos victoria antes de tiempo.

Si quieres ver las fotos del rodaje, pincha aquí para acceder a flickr.

Si quieres ver las primeras imágenes del rodaje, pincha aquí.

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

Esto va tomando forma

If you want to read the English version, click here.

¿A qué conclusión ha llegado el director de fotografía después de haber visitado la localización con el suelo de cristal? ¿Qué opina el experto en infografía acerca de la validez de tal espacio para aplicar luego los efectos visuales? Cualquier decisión que tomemos ahora depende de lo que estos dos miembros del equipo decidan. Una vez más nos encontramos inmovilizados y, teniendo en cuenta el poco tiempo del que disponemos, resulta estresante no poder hacer nada. Lo peor es pensar en la posibilidad de que la conclusión sea que tenemos que volver al plan anterior, olvidarnos de la localización con el suelo de cristal y encargar el plexiglás, porque eso significaría que hemos perdido tiempo del que no disponemos para acabar volviendo al punto de partida.

El día después de la reunión en la que decidimos apostar por la localización, Mark Carey, el director de fotografía, nos envía estas fotos:

Parece que se ajusta a nuestras necesidades, pero todavía no está todo dicho: la última palabra la tienen los expertos en infografía. Afortunadamente, tras unos días de espera, nos llegan unos vídeos que arrojan un poco de luz sobre el camino a seguir. Se trata de unas previsualizaciones del rodaje en la localización y en el estudio del chroma key. Alan Marques, uno de nuestros infógrafos, ha generado unas simulaciones 3D del rodaje que son infinitamente útiles. Realmente podría decirse que esto atenta contra la esencia del cine como la fotografía digital lo hace contra la analógica. Todas las decisiones creativas se convierten en decisiones técnicas y en previsualizaciones que quitan todo el encanto de la incertidumbre, pero creo que de incertidumbre estamos bien servidos, así que no podemos recibir estos vídeos sino con mucha alegría.

Si quieres compartir esta alegría, puedes descargarte los vídeos aquí:

Previs on location 1

Previs on location 2

Previs on studio 1

Previs on studio 2

O verlos online en nuestra web.

Gracias a esto sabemos qué tipo de objetivo necesitaremos, la distancia y ángulos desde los que deberemos filmar… prácticamente sabemos incluso cuánto deberían medir nuestros actores.

Ahora sí, por fin, podemos decir que todo está en marcha DE VERDAD.

Por fin podemos avanzar, y todos sabemos que ahora es cuando todo se acelerará, pero con calma y organización esto no tiene porqué acabar en tragedia. Ya sabemos qué cámara nos hará falta: la Red One; qué lentes e iluminación necesitaremos; qué otros accesorios tenemos que conseguir, como una pieza de tela negra, otra verde, una cuerda verde, un papel adhesivo que proporcione al cristal un aspecto empañado…

Por otra parte, ha llegado un momento que hemos temido desde la última reunión: tenemos que hablar con el dueño de la localización. Todos estamos muy entusiasmados con la posibilidad de rodar allí el vídeo, pero… ¿y si a él no le emociona tanto la idea? ¿Qué pasa si no está de acuerdo con que más de veinte personas se hagan con su casa y la llenen de cámaras, luces, comida…? (sí, al fin y al cabo será un largo día de trabajo y todos necesitamos comer en algún momento).

Visitamos la localización con la mejor de nuestras sonrisas y prometiendo ser buenos. Tomamos medidas, barajamos distintas opciones respecto a ángulos y objetivos… y lidiamos con el dueño del lugar. Se trata de un tema particularmente delicado porque de hecho esta localización es su casa, y ha tenido malas experiencias pasadas con grandes equipos de producción, por lo que siempre prefiere ceder su espacio a pequeños equipos de fotografía. Se trata, sobre todo, de una cuestión de respeto de cara a sus vecinos. No hay problema, accede a nuestra petición y nos informa además de cómo podemos organizar el catering para el día del rodaje. Las cosas no podrían ir mejor. ¿O sí?

Mark Carey, (director de fotografía), Mark Saunders (productor), Dave Barnard (infografista) y Karim (dueño de la localización) trabajando


Dave Barnard, relajándose un poco, y discutiendo el rodaje con Mark Carey bajo el Techo de Cristal

De repente nuestras expresiones se hielan. El 1er asistente de cámara llama diciendo que le han ofrecido un trabajo de tres días en Italia. Nosotros sólo le ofrecemos trabajo para dos días. Mark, el director de fotografía, nos suplica que encontremos una solución a este problema, incluso que pospongamos el rodaje. No, no es posible. Ya hemos contactado con los actores, con el Consejo de Europa, con el otro estudio. Mark confía ciegamente en este 1er asistente de cámara y considera imprescindible su colaboración en este proyecto. Usaremos una tecnología muy nueva y sólo se siente seguro si trabaja con él, ya que pocas personas conocen estos equipos. Una vez más se demuestra cuánta gente realmente imprescindible hay detrás de los vídeos, cuando realmente la cara que vemos es tan sólo la de unos pocos actores.

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

En pocas palabras

If you want to read the English version, click here.

Parece que todo marcha por el buen camino: hemos encontrado un estudio y hemos decidido hacernos con una estructura de plexiglas. Además, este estudio ofrece algunos servicios extra que nos ahorrarán tiempo buscando cámara e iluminación. Por otra parte, el plexiglas también presenta algunas ventajas respecto al cristal: es mucho más fácil conseguirlo y se puede encargar con tan sólo un par de días de antelación (recordemos que el cristal tenía que encargarse al menos 15 días antes). En conclusión: todos estamos satisfechos y más “relajados”. Es un buen momento para empezar a centrarnos en la planificación del rodaje.

Nos hacemos con el desglose de los planos y los agrupamos en función de los actores que aparecen en ellos y de los requisitos técnicos. Lo ideal sería si pudiéramos trabajar un día con los extras y otro día con los actores principales. Nos ahorraríamos algo de dinero ya que no es imprescindible tener a ocho extras trabajando durante dos días cuando su papel de pasearse delante de la cámara, si bien es esencial, puede rodarse en una mañana. Con lo de “requisitos técnicos” nos referimos a en qué planos nos hará falta la estructura de plexiglas y en cuáles no. Afortunadamente, ambos factores son compatibles: los planos donde necesitamos a los extras no requieren de estructura de plexiglas.

Y así es como llegamos a la siguiente planificación del rodaje “ideal”, y con “ideal” quiero decir “muy optimista”:

  • Primer día por la mañana:

8 extras + actor principal + 3 actores secundarios (llamémosles B, C, D)

Rodaje en green screen.

  • Primer día por la tarde:

Actor principal + 3 actores secundarios (llamémosles B, C, D)

Rodaje en green screen.

  • Segundo día:

Actor principal + 2 actores secundarios (llamémosles E, F)

Rodaje en green screen con estructura de plexiglas.

Estamos tan familiarizados con el proyecto que todo parece muy obvio para nosotros, pero es difícil intentar explicar con palabras cada plano, sería un sinsentido. Resulta mucho más práctico e intuitivo ver el plan de rodaje, ya sabes, una visión gráfica, con colores, dibujos, y todas esas cosas que aligeran de palabras cualquier descripción y hacen todo mucho más fácil. Como dicen, una imagen vale más que mil palabras. Así que si quieres ver un primer borrador de nuestro plan de rodaje simplemente haz click aquí.

Si todo esto sale adelante significaría, además, que nos estaríamos ahorrando alrededor de 1000 euros en actores. Pero eso no supone mayor beneficio para la productora; simplemente significa que el dinero se mueve de una parte a otra del presupuesto. Vamos, que no son malas noticias, pero tampoco excelentes noticias.

Bien, bien, parece que el mecanismo se pone en marcha. Ahora “sólo” tenemos que reservar el estudio, citar a los actores, encargar el plexiglas y empezar a contratar personal técnico y artístico. Casi nada.

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

Busco estudio para 13 personas. Razón aquí

If you want to read the English version, click here.

Cuando se prepara un proyecto audiovisual hay un montón de factores que se entrelazan, que se simultaean y cuya dependencia mutua hace que tomar decisiones, en ocasiones, sea muy complicado. Al mismo tiempo que buscamos actores, también buscamos un estudio en el que rodar el video. Parece sencillo, pero no lo es tanto. Hay que tener en cuenta si necesitamos un fondo verde, para hacer chroma keys, o una infinity cove, para conseguir ese ambiente blanco infinito en el que no se diferencie un entorno en particular; también tenemos que decidir cuántos días de rodaje nos harán falta, dónde están los estudios, qué otros servicios ofrecen, descuentos posibles…

Afrontémoslo con calma y con orden y agarremos el teléfono, ese gran amigo de los productores. Partiendo del evidente obstáculo lingüístico, y de la falta de experiencia, lo mejor será tener claro qué información queremos obtener de las llamadas:

– Precio del estudio

– Dimensiones

– Posibilidad de pintarlo de verde, de ser necesario, y precio de dicho servicio

– Disponibilidad en las fechas preestablecidas para el rodaje

– Descuentos posibles

Y así es como nos hicimos con una buena lista de estudios de lo más diversos y dispersos por toda la ciudad. Teniendo en cuenta lo ajustado de nuestro presupuesto, intentamos aferrarnos a aquellos que ofrecen un mayor número de servicios al precio más conveniente. Sin embargo, nos encontramos una vez más ante el dilema que supone trabajar sobre ideas, sugerencias, palabras… todo demasiado abstracto. Necesitamos ver el estudio y decidir si se ajusta a nuestras necesidades (si es que realmente tenemos claro lo que necesitamos, claro).

Oyster Card en el bolsillo y metro rumbo a North London. Allí nos encontramos con el especialista en infografía. Cafés, decisiones que avanzan, que retroceden, ideas que se replantean… “Este plano lo deberíamos hacer con chroma key. No, este plano mejor con fondo blanco” Apuntes, tachones, bocetos… El video está en continua reconstrucción y a veces resulta incluso frustrante ver que no nos movemos hacia adelante o que incluso retrocedemos. Llegan las 12 y nos dirijimos al estudio con la esperanza de encontrar allí la respuesta a todas nuestras dudas. Demasiado pequeño. Por momentos da la impresión de que nunca llegaremos a rodar el video y que todo está siendo una pérdida de tiempo, pero desde luego que si nos desmoralizamos así por un video de 30 segundos, no quiero ni pensar cómo serán las grandes superproducciones. No perdemos la esperanza y nos acercamos a un estudio cercano, ya por aprovechar el viaje. A pesar de que no tenemos cita nos encontramos con un buen equipo de profesionales que nos despejan algunas dudas.

Bien, parece que ya tenemos dónde grabar nuestro vídeo. En el viaje de vuelta tomamos nota de qué planos necesitan chroma key y cuáles no. Así podremos hacer el plan de rodaje y citar a los actores. Hace falta tomar las decisiones correctas para optimizar el tiempo y el dinero, no queremos 13 actores dos días pululando por el estudio cuando la mayoría pueden hacer su papel en una sola mañana.

¿Qué más necesitamos? Ah, el cristal claro…

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.


Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

¡Manos a la obra!

If you want to read the English version, click here.

Así que ahora que sabemos qué estamos haciendo, lo que necesitamos saber es cómo hacerlo, y esto puede resultar incluso más complicado.

Hablar es muy fácil, pero reunir todas las ideas y hacer que funcionen en pantalla es otra cosa muy distinta. Tal vez todos sabemos de qué estamos hablando, pero lo estamos interpretando visualmente de formas muy diferentes. Si queremos trabajar como un equipo, tenemos que visualizar el proyecto del mismo modo, así todos sabremos qué necesitamos y cuál es el objetivo final. Puede que un poco de storyboarding ayude…

Está bien, entonces necesitamos un montón de gente (nota mental: ¡convocar un casting! ); necesitamos un estudio (empezar a hacer llamadas), Y necesitamos un gran techo de cristal (¿comprar un invernadero?). Esto empieza a ponerse difícil, pero nos encantan los retos, ¿verdad?

El story ha resultado ser una pieza clave para empezar a mover el proyecto hacia adelante. En los últimos años no han sido pocos los que me han dicho lo anticuado que es el concepto de storyboarding, lo poco que se usa actualmente, y sin embargo creo que a nosotros nos ha sido muy útil para ser conscientes del berenjenal en el que nos estamos metiendo. Ahora sabemos cuánto vamos a depender de los “efectos especiales” (que nadie se asuste, esto no es una película de acción hollywoodiense) y nuestras reuniones con el especialista en infografía han girado entorno al storyboard.

Ahora que hablo de reuniones recuerdo las palabras del director aquel martes de marzo: “bienvenidos al turno de noche”. Y así fue como empezamos a alargar las jornadas laborales hasta bien entrada la noche (no entremos en detalles), o a comenzar nuestros días libres con tres cafés en Camden y mil bocetos sobre la mesa. Lo mejor de todo es que nunca perdemos el optimismo, sea cual sea el nuevo obstáculo que encontramos,siempre hay alguien que consigue arrancar una sonrisa en las situaciones más desesperanzadoras. Cuando nos dimos cuenta de que este proyecto podía costarnos nuestra salud mental, caímos en la cuenta de que tal vez estábamos ciñéndonos demasiado a lo que el storyboard decía. ¿Cómo algo que habíamos creado para servirnos de ayuda se había vuelto en nuestra contra? No nos obcequemos y busquemos nuevos planteamientos, nuevos planos, alternativas a lo que hemos planeado hasta ahora… Somos gente con ideas, seguro que podemos encontrar la forma de transmitir el mismo mensaje a través de imágenes técnicamente menos comprometedoras (trabajar con cristales rotos y seres humanos tal vez no era una buena idea desde el principio).

Entonces tenemos que volver a poner en marcha el proceso creativo, pero estamos un poco bloqueados. Todavía tenemos algunos problemas para visualizar el futuro video. Somos una generación educada en un ambiente audiovisual plagado de imágenes en movimiento, y unos garabatos en un papel no ayudan demasiado…

Let’s move it!

Esto ha sido realmente útil para hacer que nos demos cuenta de que estamos olvidando algo realmente importante: ¡el sonido!

Así que ha llegado la hora de tomar algunas decisiones. Un plan de producción ayudará a saber qué necesitaremos y cuándo, y por lo tanto nos preparará para lo que tenemos que conseguir antes del día del rodaje. Antes de nada: nuestros actores. Pero eso es un capítulo aparte…

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.


Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca

“Di no a la discriminación”. Campaña del Consejo de Europa.


If you want to read the English version, click here.

Hace ya tiempo que andamos dándole vueltas a este proyecto, ilusionados por lo que significa para nosotros y por lo que podemos aprender y aportar al mismo. Digo hace ya tiempo porque aunque el Consejo de Europa nos ha dado la buena noticia de que nos concede el proyecto esta semana, nosotros llevamos mucho tiempo trabajando en él. En cualquier caso, parece difícil olvidar esa primera semana de febrero en Londres. Primera semana en todos los sentidos porque además empezábamos a trabajar en Spectacle. Y todo gracias al proyecto Argo, promovido por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro del Programa Europeo de Movilidad Leonardo da Vinci, que nos había concendido una beca para realizar prácticas profesionales en el extranjero.

De esa semana de febrero recuerdo también la nieve colapsando todos los medios de transporte de la ciudad, la comunicación volviéndose imposible en una de las capitales más importantes de Europa. La gente en las calles, lanzándose bolas de nieve…Y a pesar de la nieve y del frío, de la dificultad de coger el metro, el autobús o el tren, de lo complicado que se hacía incluso caminar por la calle sin riesgo a resbalarte, a pesar de todo, el equipo de Spectacle se reunía en Lavender Hill, cada uno con ideas que aportar para el guión de lo que será un anuncio de 30 segundos contra la discriminación y que forma parte de la Campaña llamada “Di no a la discriminación” lanzada por el Consejo de Europa.

Se barajaron muchas ideas, muchas se descartaron y otras fueron evolucionando hasta que nació la “IDEA”“The Glass Ceiling” o “El techo de cristal” es el concepto alrededor del que gira todo el guión. El cristal es el elemento que separa dos mundos. Un mundo escondido bajo un cristal sobre el que muchas personas caminan sin ser o querer ser conscientes de él. Gente de distintas nacionalidades moviéndose en un ambiente sobreexpuesto y tenso. El mundo de abajo se nos revela cuando uno de los personajes que camina, al tropezarse, se cae y atraviesa la barrera de cristal, quedando atrapado bajo el mismo y descubriendo que no es el único en la misma situación. De repente, indistintamente, gente del mundo de arriba aparece en el de abajo. Todos comienzan a sentirse angustiados y empiezan a golpear el cristal. La gente de arriba se detiene sorprendida al escuchar golpes que no saben de donde provienen. El mundo de abajo se les revela de repente y todos juntos golpean el cristal hasta conseguir romperlo y liberar a la gente que estaba atrapada.

Queríamos dar un toque de esperanza a través de esta campaña, un toque de unidad también. Y es lo que intentamos imprimir en el proyecto que presentamos al Consejo de Europa. Redactamos el tratamiento y el guión, pensamos en la estética y el concepto visual del video, terminamos el presupuesto y…enviamos todos los documentos a la espera de una respuesta.

Y finalmente…la espera mereció la pena. El Consejo de Europa se puso en contacto con nosotros para darnos la buena noticia de que aprobaban nuestro proyecto y que podíamos empezar a hacerlo realidad.

Para obtener más información acerca del proyecto “Speak out against discrimination”, pincha aquí.

Para obtener más información acerca de Spectacle, pincha aquí.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Current
  • email
  • Google Buzz
  • Identi.ca